Safo, en su juventud, quiso ser chamán de su aldea. Sin embargo, no pudo superar la prueba impuesta por sus maestros. Debía internarse en el bosque misterioso de Sael y extraer de él uno de los secretos sagrados. Lo intentó dos veces pero en ambas fracasó. Ahora su hijo, Devo, había cumplido los 17 años y había sido postulado como candidato para ser chamán y debía someterse a la misma prueba. “HISTORIA DE DEVO, ASPIRANTE A CHAMÁN”. (Relato original de Pacelli Torres Valderrama) (*) Leer Más...