Un verdadero enfrentamiento político mantiene divididos a los cerca de 4.000 habitantes del municipio de Covarachía, una hermosa población enclavada en la margen izquierda del Cañón del río Chicamocha, en el Norte de Boyacá, desde hace exactamente un año, cuando los resultados de las elecciones generaron confusión y una situación muy tensa, entre los bandos de Benito Quintero Pinto, quien habría obtenido 905 votos, convirtiéndolo en su actual alcalde, y Luis Alfonso Camacho, quien habría llegado a los 832 sufragios. Hoy, un año después y cuando Benito Quintero Pinto lleva 10 meses al frente de la Administración de su municipio, la situación no ha mejorado mucho, hasta el punto que los directivos de dos proyectos de vivienda que se venían ejecutando, le atribuyen su estancamiento al cambio de grupo político en el gobierno local. [Norte y Gutiérrez] Denuncia: Presidente de Asociación de Vivienda Popular: “En Covarachía, hay más desplazamientos por política que cuando había grupos subversivos”. Leer más...